Inicio
Conócenos
Innovación
Marcas
Productos

Abono para manzanos

Abono para manzanos

El manzano, de la especie malus domestica, es un árbol caducifolio que alcanza de los 2 a los 4 metros de altura. Proviene de una zona límite entre China, Kazajistán y Kirguistán, y se conoce que su distribución empezó en las expediciones a América y que de ahí, se distribuyeron al resto del mundo.

Su forma es redonda y su color depende de la variedad. Existen más de mil variedades de manzanas pero las más conocidas y comercializadas son: Fuji, Gala, Golden, Red Delicious y Pink lady, ordenadas de la más dulce a la más ácida.

En general, la manzana es un fruto muy apreciado y consumido porque constituye una gran fuente de vitaminas A y B así como de potasio, aportando grandes beneficios y valores nutricionales gracias también a su nivel en fibra.

Clima y suelo

El manzano crece en zonas de hasta al menos 2.200 metros de altitud sobre el nivel del mar. Su clima óptimo para asegurar un crecimiento adecuado tanto de la planta como de los frutos, es el frío en estaciones de otoño e invierno y un periodo cálido en verano. Si las temperaturas en verano son muy altas se deberá regar con frecuencia los árboles.

En cuanto al suelo, el manzano soporta bien por lo general cualquier terreno, pero una condición fundamental es que debe tener un buen drenaje para evitar el encharcamiento. Por ello, se prefieren tierras ligeras y profundas y de lo contario, aunque el desarrollo del árbol seguirá, afectará a la calidad del fruto.

Abonado del manzano

Debido a que el manzano se puede plantar en cualquier clima y suelo, el abonado del manzano dependerá en gran medida de las condiciones del terreno. Para conocerlas, es necesario realizar un análisis previo a la fertilización, que determinará qué nutrientes precisa el cultivo.

Para la fertilización del cultivo del manzano es muy importante el nitrógeno y el potasio para la floración, mientras que el fósforo es imprescindible para el desarrollo de las raíces, especialmente en las primeras etapas del cultivo.

Por otro lado, el desarrollo de las raíces es imprescindible, especialmente en las primeras etapas del cultivo. Con Nobrico® ENRAIZANTE podremos mejorar la capacidad de absorción de nutrientes del manzano, tanto en raíces principales como en secundarias.

 

Contacta con nosotros y te asesoramos sobre qué abono es mejor para que este cultivo dé su máximo rendimiento.

Consulta nuestra gama de producto

 

envelopemagnifiercross