Inicio
Conócenos
Innovación
Marcas
Productos

Abonos para col de Bruselas

Abonos para col de Bruselas

La col de Bruselas viene de la especie Brassica oleracea. Esta planta es relativamente reciente, ya que aparecen aproximadamente en 1821 en las cercanías de Bruselas.

Los pequeños repollos aparecen en el tallo de la planta y se recolectan cuando tienen una textura firme y color verde intenso. El sabor de la col de Bruselas es dulce, pero a veces tienen un fondo ligeramente amargo.

Contiene múltiples vitaminas y minerales, como la vitamina C, el calcio, el potasio, o el hierro. Son muy nutritivas para añadirlas a la dieta diaria.

Clima y suelo

El clima ideal para su desarrollo es en estaciones frías en el rango de 14º a 16º, cercanas a la costa, favoreciendo así la cosecha. La col de Bruselas soporta el clima frío y es muy resiliente, llegando a tolerar temperaturas congelantes y heladas.

El suelo para la col de Bruselas tiene que ser profundo con un buen drenaje. Suelos francos y arenosos con una buena fertilización. El pH debe situarse entre 5,5 y 6,8.

Abono de la col de Bruselas

Para realizar un abono de la col de Bruselas óptimo se recomienda una dosis de 200 kg de nitrógeno, 60 de fósforo y 60 de potasio por hectárea. Hay que aplicar todo el fósforo y potasio y una tercera parte del nitrógeno a la siembra.

Para una fertilización de la col óptima, a fecha de siembra puede empezar a finales de agosto para empezar a plantar en octubre.

Con la utilización del Nobrico® ENRAIZANTE podemos conseguir un mejor enraizamiento del cultivo consiguiendo con ello mejorar la absorción de nutrientes y provocando un mayor desarrollo en la planta.

Si deseas plantar otro tipo de col, sigue también los consejos que te damos. ¡Haz crecer tus cultivos con Grupo Iñesta!

Contacta con nosotros y te asesoramos sobre qué abono es mejor para que este cultivo dé su máximo rendimiento.

Consulta nuestra gama de productos

 

envelopemagnifiercross